Los trucos del prowrestling

Mecagüen...
He visto "The Greatest Secrets Of Pro Wrestling Exposed" y va a ser verdad eso que dicen todos de que el pressing catch es mentira. Bueno si hasta el propio Hulk Hogan lo dice en su intervención en Muchachada nui ("todo era mentira").



 



En este reportaje se revelan varios de los trucos que utilizan los prowrestlers para no matarse y poder actuar semana tras semana (a veces incluso dos días seguidos si hay Pay Per View).

Primera parte:

se desvelan los trucos empleados en ataques muy comunes,. movimientos que todos los chavales deben conocer:

  1. body slam: el que va a darse el espaldarazo debe caer con toda la superficie de la espalda que le sea posible. El que le lanza le proyecta de tal manera que caiga con la espalda y no con la cabeza.
  2. un puñetazo de una persona de 300 libras (125 kilos) en la cara de otra la noquearía: el truco está en golpear con la mano abierta.
  3. pisotón: sirve para hacer ruido al lanzar un puñetazo
  4. patada: se "golpea" con la pierna totalmente extendida, el que recibe el contacto no recibe ningún impacto, ya que se cubre con la mano en el momento preciso.
  5. cabezazo: se pone la mano en la cabeza del oponente y se da el cabezazo en el propio pulgar de esa mano.
Dicen que cuando recibes un puñetazo tienes que vender un puñetazo, si simulan un armbar sobre ti tienes que hacer ver que tu brazo sufre, si te pasan los ojos sobre las cuerdas, tienes que hacer ver que te quedas ciego. Hay que hacer creer al público que lo que están viendo es real, o que al menos es realista.

     

Segunda parte:


Hay un matchmaker, que dice quién debe luchar y quién debe ganar. El público recoge las pancartas a la entrada en el recinto.
Durante el combate, como ya dijo Batista en su visita a España, los luchadores están hablando y se dicen lo que tienen que hacer. Durante el combate van decidiendo qué técnicas van a hacerse mutuamente.

El ring está preparado para hacer mucho ruido, hay un micrófono debajo que amplifica el sonido que se produce arriba. Tiene muelles que hacen que reboten los luchadores para que no se hagan daño. Los cojines de las esquinas están fuertemente reforzados para el golpe no sea realmente nada.
     



Tercera parte:


El árbitro de la contienda da instrucciones a los luchadores, ejerce de mediador entre ellos, favoreciendo la comunicación, se hace el loco/despistado para que los heels (los malos) agredan en equipo y de forma antireglamentaria a uno de los faces (los buenos), ve las reacciones del público y marca el ritmo del combate a los luchadores siguiendo también las instrucciones del comentarista (announcer).

Preparación / calentamiento del combate:
No hay nada como dar al heel el micrófono para que agreda verbalmente al público o demuestre engreimiento. Además, funciona que en medio de la lucha el heel saque del ring al rival y le pegue en los aledaños, o que intervengan sus acompañantes (managers, socios, novias, etc) para abusar del bueno.

Además, en la presentación de los luchadores, cuando sale el bueno, éste firma autógrafos al público, le regala una camiseta, unas gafas... mientras que el malo, por el contrario, le rompe el cuaderno de autógrafos a un niño indefenso o agrede a alguna vieja inofensiva. Ni que decir que el niño resulta ser el propio hijo del heel o de algún compañero y que la vieja también está metida en el ajo, así como las personas que la rodean y que se encargan de que la vieja no se haga daño si el malote la empuja.

     



Cuarta parte:


Los golpes con todo tipo de utensilios tienen truco también, pachasco. Si golpean con un palo y lo rompen es porque previamente ya estaba partido y pegado con cola. El golpe con la silla es de verdad, pero golpean en sitios carnosos y con toda la superficie de la silla, no con el canto o el borde superior.
Las mesas son de aglomerado y no tienen barras de refuerzo para que se rompan a la primera y reduzcan el impacto del luchador contra el suelo.

Ataques letales
  • saltar a por otro que está fuera del ring: el rival le recoge en el aire para que no se estampe contra el suelo

     



Quinta parte:

La sangre es de verdad. El árbitro le pasa al luchador una cuchilla para que él mismo se haga un corte encima de la ceja y sangre profusamente, aunque sin gran riesgo para su salud.


Finishers:
back breaker: el que la recibe se agarra bien a su tori y cae realmente con los pies en el suelo
mighty harcarana (¿?)
hulkster: el biceps femoral cae sobre el pecho, no sobre el cuello
bulldog headlock: hay que caer con los antebrazos para no hacerse daño. Ya nos sueltan la cabeza con tiempo.
Piledriver: puede ser letal. Owen Hart le rompió el cuello a Stone Cold en 1997 con esta técnica. Lo normal es que los hombros caigan sobre los muslos y la cabeza no llegue a tocar el suelo.


     


En cualquier caso, chicos, no intentéis esto en casa.

"Las técnicas son reales y pueden causar daño permanente, por lo que no se deberían utilizar salvo en situaciones de vida o muerte" (eso dice Tony Cecchine en sus vídeos The lost art of hooking).

No obstante, son los profesionales, con estas coreografías, muy entrenadas, por supuesto, los que hacen que parezcan inútiles. Pero todos aquellos que se acercan por el dojo de Colmenar acaban comprobando la efectividad de las figuras de 4, el sharpshooter, el cangrejo de Boston, etc. a veces, incluso, dentro de combates reales de submission wrestling.

Publicar un comentario en la entrada