El protector bucal: cómo moldearlo







A continuación traduzco estas instrucciones para moldear el protector bucal y que se ajuste convenientemente a nuestra dentadura y así entrenar con mucha mayor seguridad para nuestras piezas dentales y lengua.



No debe morderse el protector bucal

  • hay que poner el agua en ebullición
  • una vez en ebullición se apaga el fuego
  • tras 45 segundos desde que se aparte el cacharro de la fuente de calor se introduce el protector en el agua y se mantiene ahí durante no más de 90 segundos.
  • se saca el protector con una espumadera o cuchara 
  • se mete el protector en agua fría durante un segundo nada más
  • inmediatamente se mete el protector en la boca para ajustarlo a los dientes superiores.
  • para ello se succiona fuertemente y se aprieta con la lengua para ajustar el molde a los dientes por la cara interna.
  • Simultáneamente se aprieta con los dedos a través de los labios y las mejillas. Así se moldea el protector a la cara externa de los dientes y encías.
  • Este proceso de ajuste en la boca se realiza durante 20 segundos.
  • Se deja enfriar el protector en agua fría durante 30 segundos.

Se comprueba que el protector se ajusta a la dentadura.

Si hay holguras o se considera que no queda bien ajustado se repite el proceso.
Si fuera necesario córtense los excesos del protector poco a poco.


Por último, aprovecho esta ocasión para recomendaros que aprendáis inglés, al menos el suficiente para comprender unas sencillas instrucciones de uso de un aparato, leer libros de kung fu, etc.


A día de hoy hay mucha literatura y mucho vídeo en internet que nos ayudarán a progresar de manera mucho más ágil y así aprovechar mejor nuestro (siempre escaso) tiempo de entrenamiento en el gimnasio.


Train hard, train safe...
Publicar un comentario en la entrada