Shawn Michales, icono del pro wrestling

Espectacular el combate de Shawn Michaels vs Batista en Backlash 2008.

Shawn es de lo mejor que
se ha visto en este negocio. Habrá que buscar combates suyos con los técnicos Chris
Benoit, Finlay, MVP, los hermanos Hart (Bret y Owen).

El combate con Kurt Angle fue también muy bueno. Angle demostró desde el comienzo tener más cualidades técnicas y físicas, pero Shawn demostraba picardía, agilidad y otros recursos técnicos que no demuestra habitualmente en sus combates estándar.


Backlash 2008

En el último combate con Batista Michales aplicó una gran variedad de armlocks (armbars, hammerlocks, kimuras, short arm scissors, cross face estilo Chris Benoit...), buscando debilitar a un tío con el que no podría ir de poder a poder.
La estrategia habitual de cualquiera contra un tío tan grande como Batista es atacar sistemáticamente las piernas, pero Shawn Michaels en esta ocasión enfocó sus ataques al hombro izquierdo.

Debía de transcurrir el combate según lo pactado, cada uno va sacando sus técnicas habituales, cuentas incompletas, etc. hasta que Batista fue a hacerle la bomba y Shawn se colocó totalmente en vertical coartando el slam de Batista, cayó Shawn al suelo de pie y se jodió la rodilla tirándose por los suelos como si se hubiera lesionado de verdad.

Batista ganó/perdió un poco de tiempo para que Michaels se pudiera recuperar y cuando se acercaba a cogerle tanto Chris Jericho como el propio Shawn hacían ademanes de que algo no podría seguir según lo pactado. Había que terminar el combate ya.

Shawn se puso de pie y lanzó su patada lateral (sweet chin music, la que yo antes llamaba yop chagui, yoko geri, side kick) knockeando a Batista, cuenta de 3 y fin del combate. El mérito y la profesionalidad lo demostró una vez Michaels cuando, pese a la lesión de rodilla (seguramente ligamento cruzado y menisco rotos) lanzó su superpatada. Batista fue ágil y no se levantó.

Al finalizar el combate el propio Chris Jericho, que lo normal cuando un luchador hace de árbitro es que putee a alguno o ambos luchadores, ayudó a Shawn Michaels a caminar hacia los vestuarios sin buscar castigarle de más. Esta lesión seguramente jodió la trama con Chris Jericho que se venía gestando desde hace semanas, cuando tanto Michaels como Batista knockearon a Jericho por malmeter.

Wrestlemania XXIV

En Wrestlemania Shawn también demostró una gran profesionalidad, ya que al poco de empezar el combate homenaje/despedida con Ric Flair se fisuró alguna costilla cuando se lanzó en plancha con mortal incluido contra la mesa de los comentaristas. Cada ejercicio que hacía desde entonces denotaba que alguna lesión se había producido. Pese a ello, Ric Flair se merecía una buena despedida y Shawn aguantó y aguantó, sacando sus espectaculares técnicas, jugándose el tipo para demostrar su profesionalidad y darle el último combate histórico a Ric Flair.

Después, estuvo todo el mes sin actuar en Raw más que para calentar el combate en Backlash vs Batista, lo que nos confirmaba que se estaba recuperando de la lesión costal que decía más arriba.

Un mito del prowrestling

Ya desde su época de los Rockers me parecía de los mejores payasetes del pro wrestling. Cuando estaba en todo lo alto y "retiró" a Bret Hart de la WWE en Montreal era tal vez la máxima superestrella de la WWE del momento.

Tenía todos los elementos: carisma, música de entrada chulesca (Sexy boy, cantada por él mismo, donde parece que se define), poses, actitud, acrobacias, un repertorio técnico poco habitual en estos lares por lo extenso (capaz de utilizar cualquier técnica típica de sus rivales). Es decir, apetecible tanto para el público femenino como para el masculino (gay inclusive).








Pasados los 40, ya no está en su apogeo, pero sigue demostrando profesionalidad, dando buenos espectáculos. Esperemos que genere escuela y veamos muchos como él.
Cuando se retire de WWE el homenaje de sus compañeros seguramente sea de los más grandes de la historia.

Publicar un comentario