Entrenamientos actuales

Horarios de MMA y GRAPPLING curso 2017-2018


Para más información escríbenos a

bushidocolmenar@gmail.com




Lesiones a tutiplén con esta gente

Me he encontrado con un comentario a un vídeo de un combate nuestro de MMA que decía "Lesiones a tutiplen con esta gente".
Su nick incluía una palabra en japonés y he supuesto que sería practicante de artes marciales. Inquieto, me he preguntado ¿de qué secta vendrá éste tío? He pinchado en su nombre y he visto que no subía vídeos suyos y sólo comentaba negativamente los de otros, de modo que no me podía imaginar por qué diría algo así.


TIPOS DE CRÍTICOS
Creo que quien hace ese típico comentario de "haciendo esta actividad o entrenando con Arturo te vas a lesionar" puede encuadrarse en tres corrientes de pensamiento:

  1. La corriente de los que
    • no saben nada o casi nada.
    • la violencia para ellos puede ser algo inaudito.
    • ver a dos personas que se den un golpe ya les puede parecer brutal.
    • Son los no violentos.
  2. La corriente del que
    •  Tiene experiencia, entrena habitualmente y sabe que lo que tú haces es incorrecto. 
    • Comenta y acierta al decir que te vas a lesionar simplemente porque el dedicarse a estas actividades conlleva alguna lesión de vez en cuando. Es decir, la probabilidad de lesionarse alguna vez es elevada cuando uno se dedica a actividades en que hay contacto con otra persona o el suelo, de modo que no tiene mucho mérito esa predicción. La lesión puede ser de mayor o menor gravedad, no tiene por qué ser invalidante, pero de eso no te vas a librar.
    • Evita las lesiones con una baja intensidad en su entrenamiento.
    • Tiende a criticar negativamente a otros estilos o escuelas considerados diferentes. Por ejemplo, crítica inter-estilos, si lo suyo se llama taekwondo critica al que llama a lo suyo jiu jitsu, mma, judo o karate. Crítica intra-estilo, si lo suyo se llama karate uechi ryu critica al que llama a lo suyo karate shotokan.
    • Suele intentar reproducir sin más lo que le inculca su (casi) único y venerado maestro.
    • Hay tendencia a que fomente prácticas cómodas y con poco riesgo para la integridad física de sus alumnos y sobre todo para si mismo.
  3. La corriente del que
    • Entrena con un alto nivel de intensidad, a diferencia del anterior.
    • Tiene experiencia, entrena habitualmente y sabe que lo que tú haces es incorrecto porque con sus métodos hay una tasa inferior de lesionados.
    • Podría decirse que su estilo de entrenamiento, objetivos e influencias son similares a los de aquél que critica pero está más evolucionado. 
    • Podría decirse que el crítico y el criticado entrenarían para competir en el mismo deporte.

Pues bien, diría que la persona que ha comentado que con nosotros habrá lesiones a tutiplén pertenece al segundo grupo. Pinché en su nombre con esperanza de conocer un poco sus gustos o preferencias, si se trataba de un fan de las personas que se muestran trabajando formas/katas o adicionalmente o por el contrario si era un ferviente seguidor de los métodos de preparación de entrenadores famosos de MMA, como Greg Jackson, Ed Soares, Rudimar Fedrigo, Erik Paulson, Greg Nelson... 



Nada. Sólo es un anónimo que predice públicamente que en mi gimnasio les esperan lesiones a los que se atrevan a venir.


EL RIESGO ESTÁ AHÍ
Pues bien, es verdad. Es bastante cierto. No nos vamos a esconder. Quien empieza a entrenar una actividad física debe esperar hacerse daño en algún momento. Las cosas son así, no hay que buscar más disculpas. No hay necesidad de evadir la realidad, esa cruda realidad...

Máxime cuando una persona quiere darte un puñetazo, una patada, tirarte al suelo, hacerte daño para que te rindas... Si no te haces nunca daño en esta actividad no sé entonces qué haces aquí. 

Vale, hay algunos que parecemos masoquistas, que estamos dispuestos a que nos hagan daño. 
Aquí entra en juego el factor competitivo: Estoy dispuesto a asumir un daño siempre y cuando yo pueda también hacer daño a los demás. No vas al gimnasio únicamente a recibir un maltrato. Vas a entrenar. El daño que te puedas hacer no puede ser letal, está claro. Unas veces te llevas un golpe más fuerte de lo normal y otras lo das tú. Esto funciona así. Si no estás dispuesto a hacerte daño no vengas a esta actividad a perder tu tiempo y el de los demás.

Yo soy consciente de lo que entreno y de que me puedo hacer daño. En mis muchos años entrenando me he lesionado muchas veces (esguinces, golpes contra rodillas y tibias, alguna luxación, algún KO, contracturas...) y no precisamente por seguir "mi método brutal, bárbaro y salvaje". Molesta lesionarse, pero desde mis años de chaval en taekwondo lo asumo como todos los demás y sigo volviendo a por más experiencia.

Mi objetivo no es buscar el dolor ajeno, sino la dominación de la situación. A veces le tienes que hacer daño al oponente y lo habitual es que sea un daño asumible por su parte. Fijaos que digo "a veces". Los oponentes entrenáis y sabéis hasta qué nivel de tolerancia podéis llegar. Así, por ejemplo, ante un armbar antes del daño definitivo (la luxación del codo) ya has identificado la situación de riesgo, te rindes y vuelves a empezar otra vez.
Sí, te puedes hacer daño seriamente, pero eso ocurre igualmente en todas las actividades que impliquen explosividad, contacto, desgaste, desplazamiento, velocidad... (tenis, fútbol, atletismo, bicicleta). Yo me rompí literalmente una rodilla en una clase de taekwondo y no estaba haciendo combate precisamente ni ningún otro ejercicio de riesgo.


He de decir que 
  • Entre mis compañeros de entrenamiento he visto más lesiones impeditivas como consecuencia de la práctica de otras actividades (el deporte rey también en esto es el fútbol). 
  • Entrenando conmigo se pueden haber hecho algo de daño, pero las mayoría de las veces ello no les ha impedido venir al día siguiente y seguir entrenando, aunque con un poco más de cuidado. 
  • En cambio, he conocido bastantes más bajas en el gimnasio por hacer parkour/yamakasi, accidentes de bicicleta, choques en partidos de fútbol...





COMPARA Y DECIDE
En relación con este tema recuerdo habitualmente la experiencia que me transmitió una compañera hace unos años: Le había dicho un maestro que "entrenando conmigo se podría lesionar". Guau, muy definitivo. 
Esto se lo dijo para hacerle ver que los entrenamientos con él serían más seguros para ella. El resultado por supuesto sería el mismo.

Mi respuesta fue más o menos: "te recomiendo que vayas a entrenar con él, compares y decidas qué metodología y/o grupo de entrenamiento te puede interesar más de acuerdo con tus objetivos". 

No recuerdo si probó con este maestro en particular. Sé que probó con otros grupos y me comentaba sus sensaciones, lo cual siempre agradecía. Finalmente se acabó lesionando conmigo y ya no la volví a ver. Vaya, ¿esperabais un final feliz?

Mi consejo para los críticos de las corrientes 1 y 2 es, siguiendo el dicho "wrestling- what men do during boys basketball season":
  

DON´T TRY THIS AT HOME, SCHOOL OR ANYWHERE





Publicar un comentario