Entrenamientos actuales

Horarios de MMA y GRAPPLING curso 2017-2018


Para más información escríbenos a

bushidocolmenar@gmail.com




"Ya no progreso"

Hace poco leí en un foro de Hispagimnasios que una persona tenía un profesor al que se la sudaba el color del cinturón que se ponía para sujetarse la chaqueta y que iba con trazas diferentes cada día.

Otros foreros le dijeron que tuviera mucho cuidado con lo que hacía, con quién entrenaba, etc porque, más o menos, "no ponerse el cinturón que te da tu maestro es una falta de respeto para dicho maestro y la línea", que no perdiera más el tiempo y buscara cinturones negros en su zona de residencia, que los había muy buenos y que eran toda una garantía.

El que entrenaba con ese profesor tan atrevido contestó que estaba contento con las clases que recibía, con buen ambiente, aprendiendo... y que cuando viera que ya no progresaba cambiaría a otro sitio.

Éste es el quid de la cuestión: ir a entrenar y darse cuenta de que no estás aprendiendo nada. ¿Qué hacer en esta situación?


Análisis de la situación:

-Interno/subjetivo/el practicante:
  1. Alto nivel de exigencia que se impone uno mismo. Quieres ser Fedor, pero tienes obligaciones que no quieres/puedes dejar de lado (trabajo, familia...)
  2. Actividad equivocada: quieres aprender a tirar a una persona al suelo y te apuntas al gimnasio donde están los mejores competidores de taekwondo WTF/ITF de la zona.
  3. Condiciones físicas poco aptas para la actividad: tienes mucho sobrepeso y quieres lanzar patadas altas y dar volteretas como Sammo Hung a pesar de llevar sin hacer ejercicio muchos años.
  4. Condiciones sociales: parece que ningún compañero te quiere




-Externo/el entorno/la actividad/el profesor:
  1. La actividad realizada no es la prometida: por ejemplo, te prometen defensa personal y te enseñan a actuar en competiciones.
  2. Otros compañeros evolucionan pero tú no.
  3. Practican unos pocos y otros se dedican a mirarles: cuando, por ejemplo, el profesor hace más demostraciones de la cuenta.
  4. Falta de intensidad en las clases: ambiente relajado, los alumnos se detienen demasiado tiempo a colocarse los ropajes, hablan y discuten la técnica, se toman su tiempo para levantarse del suelo...
  5. Sólo se enseñan 4 técnicas, siempre las mismas, y no son las más útiles precisamente.
  6. Predominan los compañeros obtusos y estancados que imponen su "savoir pas faire" al resto: si son varios en el mismo aula huye de ellos cambiando de escuela cuanto antes.


Posibles soluciones

Hay algunos que quieren ser Fedor Emelianenko desde que ven que pueden hacer un armbar, un derribo y un reversal.
En estos casos el secreto es... entrenar más.

Fedor es de los mejores competidores de MMA y eso es porque ha entrenado muchísimas horas y bien, con compañeros bien entrenados, buenos ejercicios, buenas estrategias de combate, buena planificación de entrenamiento y estilo de vida...

Gracias a una buena combinación de estos y otros factores Fedor ha podido llegar a donde ha llegado.




Si tu caso es que quieres ser un Fedor y entrenas poco, cámbiate de gimnasio o cambia tus rutinas de entrenamiento. Sobre todo, échale más horas.

La sensación de "no progreso" es para mí una sensación de frustración. Lo primero es ver qué nos frustra.
Si podemos hacer algo nosotros tendremos que poner medios para solucionarlo. Si no depende de nosotros o el entorno no es favorable, lo mejor será buscar otro gimnasio.

Si la frustración es porque no aprendes unas técnicas entonces busca otras que sean mejores para ti.
Si es una técnica básica (a utilizar casi siempre), pregunta al profesor, a los compañeros, investiga en internet... en youtube tenemos todo tipo de vídeos, desde cómo cocinar hasta cómo estrangular a alguien.

Si otros evolucionan y tú no: compárate con ellos. Fíjate si tenéis las mismas condiciones físicas y si entrenáis igual, mismo número de horas a la semana, intensidad... cópiales en lo que puedas.
Si no tenéis las mismas condiciones físicas céntrate en TUS técnicas, las que puedas hacer con seguridad. Al fin y al cabo, no todo el mundo tiene que hacer slams, fireman carries ni double leg takedowns...




La solución más común: "sal de ahí"

Sí, prueba en otros gimnasios.

  1. Si la actividad o el gimnasio no es como esperabas o directamente no te gusta: sal de ahí.
  2. Si el ambiente no es bueno: sal de ahí.
  3. Si no hay intensidad en los entrenamientos y sabes que ésta es necesaria: compártelo con los compañeros que creas que piensan igual que tú y entrena sobre todo con ellos. Deja a los "no intensos" que hagan el perro solos. Si es algo generalizado de la clase: sal de ahí.
  4. Si no estás de acuerdo con las 4 técnicas que se hacen pregunta por qué ésas y no otras. Si no te convence el motivo, sal de ahí.
  5. Si nadie te quiere para entrenar con él, replantéate seguir en esa escuela, en ese grupo o tal vez directamente en esa actividad. No todo el mundo está capacitado para entrenar en clases colectivas de artes marciales. También hay clases privadas, aunque tienen su precio, como es lógico.
  6. Si sólo te admiten unos pocos compañeros intenta ponerte más con ellos. Si nadie te quiere para entrenar con él, vete de ahí.
  7. Si tienes poca experiencia en este mundillo: sal de ahí, aunque sea por un rato (cursos, seminarios, jornadas, meses en otras escuelas...). Entrenar con otros profesores te ayudará a coger perspectiva y tal vez el día de mañana desees volver a esa primera escuela o tal vez no porque hayas encontrado una escuela mejor para alcanzar tus objetivos.
Publicar un comentario